¿Qué es una Constelación Familiar?

Una Constelación familiar es un Método de trabajo desarrollado por Bert Hellinger, quien después de haberse formado en Psicoanálisis, Gestalt, PNL y Análisis Transaccional entre otros, encontró un modo de hacer visible lo inconciente. Es filosofía, filosofía de la conciencia y los ordenes del amor. A partir de su pensamiento filosófico desarrollo un método de trabajo del cual hoy muchos terapeutas nos servimos para incluir en nuestra practica clínica.

Con su modo de trabajo, el hallo la manera de entrar en un mundo mas allá del lenguaje verbal, y ese mundo es a la vez, espacial y atemporal.

Muestra en una imagen lo que el lenguaje no alcanza a expresar. Se trabaja con representantes que configuran la familia y / o situación que plantea el consultante.

Básicamente se toma en cuenta las sensaciones del cuerpo, del cuerpo de los representantes, del constelador y del consultante. Y de los movimientos y emociones de los primeros, que junto que con la imagen lograda entran en contacto con ese mundo mas allá de las palabras y que así se deja ver… eso para mi es constelar, para decirlo en forma simple.

Como Psicólogo, Terapeuta y Constelador, mi paradigma de trabajo es que la Psiquis es el estudio del alma, no de la mente. Mi idea es mas parecida a la que Jung. Entonces cuando conocí las constelaciones familiares y las ideas de Bert Hellinger acerca de los “movimientos del alma” (así llamo en sus comienzos a lo que el hacia), me fue sencillo adherirme a este pensamiento.

Las constelaciones familiares si bien tienen un origen y mirada sistemática, por incluir en el dolor, la enfermedad o el conflicto del consultante a su familia de origen, no causa de las mismas, sino como fondo. Es decir todo dolor, conflicto o problema de salud, tienen por detrás una dinámica de la familia de origen, es decir, esta en conexión con algo no resuelto en una generación anterior o en varias más atrás aun.

A mi me gusta decir que las constelaciones familiares (CF) trabajan con nuestro ADN psicológico o del alma. ¿Por qué lo comparo con el ADN?

Por que las CF trabajan a partir de una información a la que se accede con el mismo método como explique antes.

Donde el lenguaje no llega, aparece la imagen y algunas sensaciones, esa imagen y esas sensaciones, aportan información de la historia de la familia del consultante. El constelador a partir de su presencia, puede hacer consciente estas informaciones y cotejarlas con el consultante.

Hellinger define a su método como Fenomenológico, es decir, no se basa en un modelo teórico, sino que sigue los fenómenos que surgen durante una CF. Para ellos nos servimos de los representantes que nos permiten saber que dinámica familiar hay detrás o de fondo que esta llevando al conflicto, al sufrimiento o la enfermedad.

Estas dinámicas si no son vistas y elaboradas e integradas a partir de este proceso, siguen sosteniéndose en el tiempo y son el origen de las repeticiones en las familias o aun en un individuo a lo largo de su vida de situaciones pesadas o destinos trágicos.

Con la practica, y las continuas formaciones que tomo, he comprendido que el trabajo de CF nos facilita mover esas imágenes familiares interiores (lealtades e identificaciones, plagadas de culpas y sacrificios) y re ordenarlas por así decirlo a partir de movimientos que surgen en la misma Cf y de posiciones que va integrando y procesando el consultante en su corazón. A veces se utilizan frases que ayudan a todo el proceso y que conducen o llevan a la salud, el amor, la paz o el dinero.

De alguna manera se trabaja también con las pulsiones de vida y muerte Freudianas, ya que el consultante cuando viene a constelar, esta viviendo una situación donde esta mas conectado con su pulsión de muerte (repetición, placer sufriente, culpa, dolor…) y luego de la constelación, la persona puede conectarse con su pulsión de vida y su deseo casi siempre.

En este proceso, se tiene en cuenta no solo la familia de origen de la persona sino también sus antepasados. Entendiendo que mucho de lo que vivimos esta en relación con algunos antepasados. El alma familiar es algo que trasciende al individuo y es una fuerza que une y dirige las vivencias, los guiones y destinos de las personas que pertenecen a un sistema familiar, y lo hace conforme a ciertas leyes u ordenes que tienen que estar en armonía, las CF, traen el orden donde antes había desorden.

La pertenencia al grupo familiar tiene la fuerza del fuego. Hay situaciones que las personas pretenden pasar por alto de una forma superficial y operativa, como por ejemplo un aborto o una separación, como si fuera un tramite, pero el alma se resiente y el mundo afectivo también.

Entonces en psicoterapia podemos como algunas mujeres y hombres que han abortado están heridos y sufren por esto y necesitan sanar su herida y asumir su acto para soltar la culpa, a la vez que puedan darle un buen lugar en su corazón al hijo que no nació.

Somos menos libres de lo que pensamos, hasta que trabajamos para serlo… en una pequeña proporción dirigimos nuestra vida, creo mas bien que somos dirigidos, hay fuerzas muy grandes familiares y sociales que están en juego. Hasta que podemos verlas, decirles que si y dejar lo que no nos pertenece y tomar nuestro propio destino…

La vida es una corriente sin fin y cada hombres esta inmerso en la corriente a la que pertenece. No puede ser desprendido de sus antepasados, ni de los que lo hicieron nacer, ni de aquellos que seguirán su descendencia. Estar anclado en esa línea de pertenencia no es como estar inscripto de una manera simbólica en un árbol genealógico. Es sentir en el cuerpo la presencia de los padres, de los abuelos y sentir que el propio cuerpo vive en el de los hijos.

Lo que una generación deja sin resolver, es la siguiente la que lo hará y vivirá por así decirlo, el destino de otro, salvo que se haga un proceso de des – identificación y desprendimiento de lo que no le pertenece. Este proceso posibilita un trabajo de CF.